Depuradora de Aguas

AGUAS RESIDUALES URBANAS

La generación de aguas residuales es una consecuencia inevitable de las actividades humanas. Estas actividades modifican las características de las aguas de partida, contaminándolas e invalidando su posterior aplicación para otros usos.

A efectos de la Ley de Aguas de 1985, se entiende por contaminación: «la acción y el efecto de introducir materias o formas de energía, o introducir condiciones en el agua que, de modo directo o indirecto, impliquen una alteración perjudicial de su calidad en relación con los usos posteriores o con su función ecológica».

El vertido de aguas residuales sin depurar ocasiona daños al medio ambiente y riesgos para la salud humana, por lo que es preciso el tratamiento de estas aguas antes de su devolución al medio natural o su reutilización.

En el tratamiento de las aguas residuales éstas se someten a una serie de procesos físicos, químicos y biológicos, con objeto de reducir las concentraciones de los contaminantes presentes y poder verter los efluentes depurados cumpliendo la legislación vigente.

LA DEPURACIÓN DE LAS AGUAS RESIDUALES

El vertido de aguas residuales urbanas sin depurar ejerce sobre los cauces receptores toda una serie de efectos negativos:

• Aguas residuales domésticas: aguas de cocina: sólidos, materia orgánica, grasas, sales, etc; aguas de lavadoras: sustancias tensioactivas, nutrientes, etc.; aguas de baño: sustancias tensioactivas, contaminantes prioritarios, etc.; aguas negras, procedentes del metabolismo humano: sólidos, materia orgánica, nutrientes, sales, organismos patógenos, etc.

• Aguas residuales industriales: resultantes de actividades industriales que descargan sus vertidos a la red de alcantarillado municipal. Estas aguas presentan una composición muy variable dependiendo de cada tipo de industria.

• Aguas de escorrentía pluvial: en la mayoría de las ocasiones (sistemas de alcantarillados unitarios), las aguas de lluvia son recogidas por el mismo sistema de alcantarillado que se emplea para la recogida y conducción de las aguas residuales domésticas e industriales.

COMPARTIR EN
TwitterFacebook

Construcción de una Piscina, seguridad y químicos

Desde Jaén Clima os traemos una serie de consejos y puntos a tener en cuenta a la hora de hacer un proyecto de construcción de una piscina.

Planificación

Cuando vamos solicitar un presupuesto para construir una piscina. Sigue estos consejos.

  1. Cuando pidas presupuesto para la construcción de piscinas, hazlo a varias empresas de conocida profesionalidad.
  2. En el presupuesto debe venir reflejado con total claridad todos los detalles y datos de la obra.
  3. No te fíes de los demasiado baratos porque luego te puedes arrepentir. La calidad hay que pagarla.

¿Donde ubicar la una nueva piscina?

  1. El mejor sitio para ubicar la piscina es un sitio íntimo y tranquilo. Normalmente en la parte trasera de la casa.
  2. Debe ser un lugar soleado la mayor parte del día para que el agua esté templada y para tomar el sol.

Arboles y piscinas: cosas que debes saber

Los árboles cerca de la piscina pueden provocar tres problemas:

  1. Raíces agresivas que dañen la construcción, se meten por tuberías o levanten pavimentos: sauces, chopos, alisos, higueras, macrocarpas,…
  2. Hojas y residuos abundantes a lo largo de muchos meses que tiran determinadas especies, por ejemplo, los pinos.
  3. Sombra excesiva.

Los Arboles pequeños aptos para plantar cerca de la piscina y clima de tipo Mediterráneo son:

  • Naranjo 
  • Limonero 
  • Níspero
  • Arbol de Júpiter (Lagerstroemia indica) 
  • Laurel 
  • Adelfa (formada en árbol)
  • Hibisco (formado en árbol)
  • Estrelitzia (no es un árbol, mira la foto)
  • Palmeras

Formas de Construcción de una Piscina

Las formas en construcción de piscinas son múltiples. La más común es en rectángulo. Estas resultan fáciles de construir y se aprovecha mejor el terreno.

Las formas curvas o arriñonadas ocupan más superficie de jardín y si la piscina es pequeña se desperdicia mucha superficie. Por tanto, no resultan adecuadas para jardines pequeños. Además, las redondeadas son entre un 5 a un 15% más caras de construir para el mismo tamaño que una rectangular. Son más fáciles de limpiar al no tener esquinas.

Las piscinas desmontables es otra opción a tener en cuenta.


1. Cuando pidas presupuesto para la construcción de piscinas, hazlo a varias empresas de conocida profesionalidad.

2. En el presupuesto debe venir reflejado con total claridad todos los detalles y datos de la obra. 

3. No te fíes de los demasiado baratos porque luego te puedes arrepentir. La calidad hay que pagarla.

4. El mejor sitio para ubicar la piscina es un sitio íntimo y tranquilo. Normalmente en la parte trasera de la casa.

5. Debe ser un lugar soleado la mayor parte del día para que el agua esté templada y para tomar el sol.

6. Los árboles cerca de la piscina pueden provocar tres problemas:

Raíces levantando asfalto

• Raíces agresivas que dañen la construcción, se meten por tuberías o levanten pavimentos: sauces, chopos, alisos, higueras, macrocarpas,… 

• Hojas y residuos abundantes a lo largo de muchos meses que tiran determinadas especies, por ejemplo, los pinos. 

• Sombra excesiva.

7.Arboles pequeños aptos para plantar cerca de la piscina y clima de tipo Mediterráneo son: 

– Naranjo 
– Limonero 
– Níspero
– Arbol de Júpiter (Lagerstroemia indica) 
– Laurel 
– Adelfa (formada en árbol)
– Hibisco (formado en árbol)
– Estrelitzia (no es un árbol, mira la foto)
– Palmeras

Strelitzia nicolai

8. Las formas en construcción de piscinas son múltiples. La más común es en rectángulo. Estas resultan fáciles de construir y se aprovecha mejor el terreno.

9. Las formas curvas o arriñonadas ocupan más superficie de jardín y si la piscina es pequeña se desperdicia mucha superficie. Por tanto, no resultan adecuadas para jardines pequeños. Además, las redondeadas son entre un 5 a un 15% más caras de construir para el mismo tamaño que una rectangular. Son más fáciles de limpiar al no tener esquinas.

10. Las piscinas desmontables es otra opción a tener en cuenta.

Seguridad

11. Acostumbra a los niños a usar flotadores.

12. Explícales que corretear en los bordes de una piscina es muy peligroso. Se pueden golpear y caer sin conocimiento al agua.

13. No permitas que se bañen después de comer. El «corte de digestión» provoca que una persona se quede inconsciente dentro del agua y se ahogue.

14. Si es necesario, instala una valla en el perímetro con una altura superior a 1,5 m. para que no la puedan escalar.

15. Elemento de seguridad son las alarmas, que alertan por sonido cuando algo o alguien superior a 20 kilos cae al agua (puede regular a voluntad la sensibilidad de la alarma). O alarmas que alertan el paso por puertas a la piscina, especialmente si hay niños en la casa.

16. También resulta efectivo cubrir la superficie del agua con cobertores de lona o plástico.

17. Ten a mano una pértiga de rescate y un salvavidas para casos de emergencia.

18. Coloca marcadores flotantes para indicar dónde comienza el agua profunda.

19. Pinta marcas de profundidad que indican la profundidad del agua.

20. Asegúrate que al menos un miembro de la familia sabe de primeros auxilios.

Varios consejos respecto a los productos químicos

21. No los mezcles, aplícalos por separado para evitar reacciones químicas.

22. Mantén los productos químicos fuera del alcance de niños, en lugar bien cerrado, fresco y seco.

23. La mejor hora para la adición de los productos químicos es durante la noche o al atardecer, cuando la piscina no esté utilizándose.

24. Lee bien las instrucciones de cada producto antes de aplicarlo.

25. No dosifiques «a ojo», ni eches más de la cuenta.

26. Para medir la dosis a aplicar debes conocer los metros cúbicos de agua que tiene tu piscina.

La profundidad media la puedes sacar midiendo la profundidad en el lado profundo, y luego en el lado bajo de la piscina. Suma estos dos valores y divide por 2 para obtener su profundidad media. 

En piscinas rectangulares el volumen en m3 sería: 

Largo x Ancho x Profundidad media = Total metros cúbicos

Ejemplo: 12 mts de Largo x 4 metros de Ancho x una Profundidad media de 1.5 metros son 72 m3 de agua. 

Para piscinas de forma irregular es más complicado y una buena opción es consultar al que llevó a cabo la construcción de la piscina.

COMPARTIR EN
TwitterFacebook

Mantenimiento de Piscinas

pH

1. Mide el pH al menos 1 vez por semana.

2. El valor del pH del agua de la piscina debe estar comprendido entre 7,2 y 7,6. Así se evitan los «ojos rojos» y se logra una mayor eficiencia en el uso del cloro. Si está más alto o está más bajo, el cloro no actúa, y es tirar el dinero destinado al mantenimiento de piscinas.

3. Si es necesario, usa un producto incrementador de pH o un producto reductor de pH.

4. Al agregar agua nueva a la piscina analiza el pH y el cloro y ajústalos.

Kit medición pH

Cloro

5. El cloro mantiene limpia y cristalina el agua. Su función es destruir microorganismos como bacterias, hongos…

6. Controla el nivel de cloro al menos 1 vez por semana en verano. Debe mantenerse entre 1 y 1,5 partes por millón (p.p.m.).

7. Duplica la dosis de cloro cuando haya llovido o si la piscina la ha usado mucha gente.

8. Cuidado de que no te caiga el cloro sobre la ropa al echarlo porque quedará una mancha blanca o rosada. Usa ropa de trabajo. Si cae cloro en la ropa, vierte inmediatamente un chorrito de alcohol sobre la mancha.

9. No tires las pastillas de cloro directamente a la piscina porque «quema» la pintura del fondo y deja manchas blancas.

Piscina clorada

Algas

10.  La formación de algas causa agua verde y superficies resbaladizas. 

11. Cuanto mas tiempo tardes en tratarlas, mas difícil será eliminarlas.

12. Añade semanalmente la dosis apropiada de antialgas para mantener limpia el agua.

13. Añade antialgas cada vez que entre agua nueva a la piscina. El agua nueva sin tratar es mas propicia a crear algas que la que tiene ya la piscina.

Floculante

14. El agua de las piscinas se pone turbia por algas, polvo, sales, etc.. y estas partículas son de un tamaño tan pequeño (coloidal) que no son retenidas por la arena de la depuradora.

15. Para su eliminación están los floculantes. Lo que hace es aumentar el tamaño de las partículas coloidales en suspensión y provocar su decantación al fondo de la piscina, siendo entonces fácil sacar con el limpiafondos.

16. Cuando añadas floculante, no permitas el baño hasta haber pasado el limpiafondos. El floculante (Sulfato de Alúmina) no es tóxico, pero mejor es no estar en contacto con él.

Agua turbia

Filtrado en el mantenimiento de piscinas

17. Como regla general, deja la bomba funcionando todos los días en temporada de baño desde las 10 de la mañana hasta el atardecer.

18. Si estás corrigiendo un problema de algas o turbidez, que se quede funcionando durante la noche también.

19. Realiza SIEMPRE las aperturas y cierres de válvulas con la bomba parada, al igual que los cambios de posición de la válvula selectora.

20. Una a dos veces por semana limpia los filtros de arena.

21. Cuando la presión en el filtro haya subido por encima de 1,3 Kg./cm² significa que es la hora de un lavado. Con el lavado a contra-corriente se consigue invertir el sentido de circulación del agua en el filtro y con ello se expulsa al desagüe las materias filtradas.

22. No olvides la limpieza del prefiltro (el canastillo).

23. La arena del filtro se debe cambiar cada 3 ó 4 años (dependiendo del uso del filtro).

PROBLEMAS Y SOLUCIONES EN EL MANTENIMIENTO DE PISCINAS

COMPARTIR EN
TwitterFacebook