Comprar Caldera de Gas ¡Cómo acertar en tu elección!

En este post queremos que aprendas a ver los puntos diferenciadores de cada tipo de caldera de gas, sus puntos débiles y fuertes para según qué necesidades.

Calderas de Gas de Condensación ¿Es la más eficiente?

Sin duda la Caldera de Gas de condensación es la más solicitada en los almacenes de Jaén Clima. ¿Y porqué? Muy fácil, porque es una caldera que se ayuda de la combustión y el calor residual que genera para calentar el agua por lo que logramos un gran ahorro energético y por supuesto una bajada en la factura del gas.

(más…)

Riego con aspersores. Ventajas y Desventajas

Los sistemas de riego por presión, por aspersión o por goteo, pueden mejorar la eficiencia del agua y contribuir sustancialmente a mejorar la producción de alimentos y buen mantenimiento de tus jardines.

¿Qué es el Riego por Aspersión?

El riego por aspersión es un tipo de riego presurizado que consiste en aplicar agua a la superficie del suelo mediante dispositivos mecánicos e hidráulicos que simulan la precipitación natural.

riego con aspersores

Estos dispositivos reponen el agua consumida por los cultivos o proporcionan el agua necesaria para ablandar el suelo y hacerlo viable para las actividades agrícolas, además de contribuir a hidratar áreas de jardines con un gran equilibrio. El objetivo del riego es suministrar a cada planta la cantidad justa de agua que necesita.

(más…)

Tu Riego Programado y tú de vacaciones

Sí, al fin llegan las vacaciones, quien más y quien menos, escapa unos días fuera y para nada podemos olvidarnos de plantas, jardines y cultivos donde el agua es esencial para mantenerlos a salvo de la deshidratación.

(más…)

Accesorios y materiales de Riego

En Jaén Clima somos especialistas en ferretería industrial y tenemos un sin fín de productos y accesorios para instalar el sistema de riego que te propongas. Destacaremos en este artículo los siguientes fabricantes de accesorios de riego entre muchos que disponemos

Accesorios de Riego ABRISA

Encontrarás en el catálogo de Abrisa accesorios de goteros, abonado, filtrado, arquetas, ventosas, diferentes tipos de llaves y uniones, tapones de goteo, sujeciones, microaspersores y más

Productos CEPEX especialistas en conducción de fluidos

Cepex con más de 30 años trabajando la conducción de líquidos satisface tus necesidades al 100% como principal fabricante de válvulas y accesorios plásticos.

(más…)

Feria de innovación en fontanería y ahorro energético 2019

El próximo 9 de Mayo, tiene lugar en Murcia la Feria de innovación en fontanería y ahorro energético que congregará a más de 1000 profesionales del sector y donde se expondrán los últimos avances en el área de la eficiencia energética y la fontanería.

Como no puede ser de otro modo, Jaén Clima estará presente en este evento y desde aquí os invitamos. Usted podrá ver e informarse de los últimos adelantos y tendencias de los mejores fabricantes, y en la que podrá beneficiarse de precios especiales.

Los clientes interesados en asistir pueden recoger su entrada en nuestras instalaciones (C/ Villatorres parcela 17)

El campo de la fontanería y el ahorro energético afronta importantes retos en cuanto a innovación y revolución tecnología, por eso, la Feria reserva un lugar protagonista a la formación con talleres y jornadas técnicas dirigidas a ampliar conocimientos sobre los últimos avances y propuestas en materia de eficiencia energética y sostenibilidad, energías renovables, sistemas de calefacción y refrigeración, y soluciones para la conducción de agua.

Ayudas económicas para las Energías Renovables

¡En Jaén Clima apostamos por las renovables! El sector de las energías renovables es uno de los que registra mayor crecimiento en los últimos años. Por ello, la apuesta de la Junta de Andalucía por este tipo de energías se extiende a todos los sectores de actividad.

Ayuda energia ranovable jaen

La Agencia Andaluza de la Energía se encarga de desarrollar las políticas destinadas a optimizar el abastecimiento de nuestra comunidad, en lo que recae sobre el campo de la biomasa térmica (el uso de biocombustibles en calderas, estufas, hornos o chimeneas, producción calor para climatización, agua caliente sanitaria o proceso industrial)

La Junta de Andalucía para promulgar el uso de energías renovables ofrece ayudas económicas a los nuevos sistemas para aprovechar la energía de la biomasa en la calefacción de las viviendas. Las instalaciones deben contar con distribución del calor mediante conductos, a más de una estancia, o por caldera centralizada, la cuantía de estos incentivos se desglosa en:

  • el 30% de incentivo con equipos básicos
  • el 45% de incentivo con equipos de alto rendimiento integrados arquitectónicamente.

Desde Jaen Clima le ofrecemos un catalogo de equipos, concretamente estufas de leña, de la prestigiosa marca Lacunza que puedes ver aquí. Todos los equipos que aparecen en el catalogo cumplen los requisitos indispensables para recibir la ayuda económica

A continuación, tiene el enlace para solicitar telemáticamente la ayuda económica:

Ósmosis inversa doméstica

La ósmosis inversa es un sistema de filtración del agua, nos da agua de excelente calidad, para beber, cocinar y lavar frutas y verduras por un pequeño grifo adicional. Este sistema se instala generalmente debajo del fregadero de la cocina para su comodidad.Los sistemas de ósmosis inversa funcionan aprovechando las diferentes presiones osmóticas a ambos lados de una membrana. La propia presión del agua de red permite que el agua atraviese la membrana osmótica pasando al otro lado e impidiendo el paso de los contaminantes. De esta forma proporcionan agua limpia, pura, cristalina, con mejor sabor y sin olores.

Su efectividad como sistema de depuración está rondando de media el 95%, aunque este porcentaje no es homogéneo, siendo variable para cada contaminante. Son sistemas generalmente compactos, que ocupan poco espacio y están diseñados para facilitar el cambio de filtros.

El equipo suele constar de varios filtros previos (sedimentos, carbón…) y una membrana osmótica. Estos filtros y la membrana se cambian periódicamente y, aunque se suele aconsejar la intervención de un técnico, muchos clientes realizan ellos mismos el cambio. Ver esquema tradicional de una ósmosis:

En cualquier caso un buen sistema de filtración por ósmosis inversa en casa, con respecto al agua envasada nos ofrece:

  • Agua de excelente calidad para beber y cocinar
  • Ideal para una dieta sana y equilibrada
  • Siempre disponible en el grifo sin comprarla
  • Un planeta más limpio de plásticos y envases
  • Un importante ahorro económico

Desde el punto de vista del manejo, todos los sistemas son automáticos y muy cómodos. El equipo se instala habitualmente debajo de la fregadera. El agua depurada se almacena en un depósito, y se obtiene a través de un grifo adicional al habitual.

Opcionalmente, las ósmosis pueden llevar una bomba de presión para aumentar la misma en el agua de entrada y así mejorar la calidad del agua de salida, sistemas automáticos de detección de fugas o de un posible deterioro de los filtros o membrana, lámpara ultravioleta para asegurar la no proliferación bacteriana en el depósito, etc.

Puntos importantes a tener en cuenta

Qué equipo necesitamos.

Los sistemas de ósmosis inversa funcionan a partir de diferentes aguas de red. Es preciso tener en cuenta pues, que en función de la calidad del agua que llegue a su domicilio, su salinidad, dureza, su presión de entrada, etc., precisaremos equipos técnicamente diferentes aunque su apariencia externa sea parecida.

El no tener esto en cuenta puede implicar una disminución de la calidad del agua obtengamos, y una menor duración del equipo.

Mantenimiento. Cambio de filtros.

Estos equipos precisan de unos cambios periódicos de filtros (generalmente anuales) que deben venir indicados en el manual de instrucciones de cada aparato.

Calidad de los equipos.

Externamente todos los equipos de ósmosis son aparentemente muy parecidos. Pero es cierto que existen calidades diferentes. Equipos de poca calidad en su diseño o materiales, pueden ser una mala inversión a medio plazo aunque a priori parezca una buena adquisición.

Los problemas principales que podemos encontrarnos desde el principio o con el paso del tiempo con este tipo de equipos son:

  • Poca duración del equipo.
  • Pérdidas considerables de agua por el desagüe.
  • Baja calidad del agua osmotizada.
  • Alto coste del mantenimiento.
  • Fugas de agua en el equipo con sus consecuencias para el mobiliario cercano.

Unas sencillas observaciones harán que aumente su grado de conocimiento de los equipos a adquirir:

  • Las conexiones externas (los tubos de conexión) con sus accesorios, deben ser de algún fabricante conocido para evitar roturas prematuras.
  • La membrana osmótica (verdadero filtro) debe ser de una marca de prestigio, pues es el corazón del equipo y no copias baratas que inducen a confusión con el cambio de alguna letra.
  • La membrana debe ser de 70-75gpd (galones/día) y no de 35 ó 50 gpd como montan algunos equipos.
  • El filtro de carbón activo post membrana lleva protección bacteriológica KDF o similar

Trituradores Sanitarios Sanitrit

Las obras de fontanería dentro de la vivienda, suelen suponer más de un quebradero de cabeza. Una de las tareas más temidas es realizar la instalación de un sanitario: tuberías, desagües, canalizaciones, sistemas de evacuación, etc. Con el fin de facilitar esta complicada empresa, la compañía francesa SFA ha puesto en el mercado un amplio abanico de soluciones inteligentes que resolverán el problema sin que tengas que enfrentarte a costosas e interminables reformas.

Los modelos comercializados por SFA abarcan desde la instalación de un W.C. tradicional hasta la nueva ubicación de un lavadero, un lavabo o una bañera. La tecnología de este revolucionario sistema radica en la potente bomba trituradora capaz de evacuar eficazmente las aguas residuales. Todos estos productos que podemos colocar nosotros mismos cuentan con dos años de garantía.

En lo que respecta al mantenimiento, la gama presentada por la empresa gala nos asegura un esfuerzo escaso en este sentido. La extensa cobertura en el ámbito europeo por parte de SFA nos asegura la existencia de un servicio técnico oficial compuesto por expertos fontaneros que nos asesorarán en todo momento en el caso de que surjan dudas acerca del sistema.

Claves de funcionamiento

Los pasos que definen la actividad de los equipos Sanitrit son muy básicos. En primer lugar, cuando se pone en marcha la cisterna y aumenta el nivel del agua, se acciona de manera automática el triturador. Las cuchillas que conforman el mismo desmenuzan los desechos hasta convertirlos en partículas minúsculas por medio de un movimiento rápido que no dura más de cuatro segundos.

Acto seguido, se procede a la expulsión de la materia orgánica que ha sido triturada por medio de un tubo estándar cuyo diámetro, en función del modelo elegido, estará entre los 20 y los 32 mm. Concluido este proceso de evacuación, la cuba permanece casi vacía hasta que llega una nueva oportunidad para el empleo del eficaz triturador.

Modelos asequibles

La fiabilidad que ofrecen estos aparatos es una característica que emanan de la calidad de estos aparatos. La gran variedad de ejemplos disponibles nos trae productos destacables como Sanitrit, Sanitop, Sanipro y Saniplus, con diferentes criterios definitorios pero indicados para la instalación con W.C. tradicional. SFA nos brinda la posibilidad de acoplar sus soluciones a reducidos espacios con modelos como Sanicompact Elite, Sanicompact 43 o Sanicompact Star.

Algunos modelos admiten conexiones para otros sanitarios como el lavabo, la ducha o el bidet. Además, contamos con elementos indicados para el uso intensivo y colectivo, para su utilización profesional en restaurantes o lavanderías, o modelos encastrables para W.C. suspendidos. Por último, electrodomésticos como el lavavajillas o la lavadora pueden hallar un aliado en el modelo Sanivite, especialmente concebido para las cocinas y los lavaderos.

Depuración de aguas

La generación de aguas residuales es una consecuencia inevitable de las actividades humanas. Estas actividades modifican las características de las aguas de partida, contaminándolas e invalidando su posterior aplicación para otros usos.

A efectos de la ley de aguas de 1985, se entiende por contaminación como “la acción y el efecto de introducir materias o formas de energía o introducir condiciones en el agua que, de modo directo o indirecto, impliquen una alteración perjudicial de su calidad en relación con sus usos posteriores o con su función ecológica”.

El vertido de aguas residuales sin depurar ocasiona daños al medio ambiente y riesgos para la salud humana, por lo que es preciso el tratamiento de aguas antes de su devolución al medio natural  o su reutilización.

En el tratamiento de las aguas residuales  éstas se someten a una serie de procesos físicos, químicos y biológicos, con objeto de reducir las concentraciones de los contaminantes presentes y poder verter los afluentes depurados cumpliendo la legislación vigente.

Efectos negativos

El vertido de aguas residuales urbanas sin depurar ejerce sobre los cauces receptores una serie de efectos negativos:

  • Aparición de fangos y flotantes: La fracción sedimentable de los sólidos en suspensión presentes en las aguas residuales origina sedimentos en el fondo de los cauces, mientras que, la fracción flotante da lugar a la acumulación de grandes cantidades de sólido en la superficie y/o las orillas de los cauces receptores.
  • Agotamiento del contenido de oxigeno presente en las aguas: Los componentes de las aguas residuales fácilmente oxidables comenzaran a ser degradados vía aerobia por la flora bacteriana presente en las aguas del cauce, con el consiguiente consumo de parte del oxigeno disuelto en la masa liquida. Si este consumo es excesivo, el contenido de oxigeno disuelto descenderá por debajo de los niveles mínimos necesarios para el desarrollo de la vida acuática. Consumido el oxigeno disponible los procesos de degradación vía anaerobia generarán olores desagradables, al liberarse gases que son los causantes de estos olores.
  • Aportes excesivos de nutrientes: Las aguas residuales contienen nutrientes (N  y P principalmente) causantes del crecimiento descontrolado de algas y otras plantas en los cauces receptores. Este crecimiento excesivo de biomasa puede llegar a impedir el empleo de esas aguas para usos domésticos o industriales.
  • Daños a la salud pública: Los vertidos a cauces públicos de las aguas residuales sin tratar pueden fomentar la propagación de organismos patógenos para el ser humano (virus, bacterias, protozoos y helmintos). Entre las enfermedades que pueden propagarse a través de las aguas contaminadas por los vertidos de aguas residuales urbanas destacan: el tifus, el cólera, la disentería y la hepatitis A.

La baja concentración de oxigeno disuelto limita la capacidad auto depuradora de los cuerpos de agua y hace necesario el tratamiento de las aguas residuales antes de su vertido al cauce. Las estaciones depuradoras de aguas residuales (EDAR) van a eliminar una elevada proporción de los contaminantes presentes en las aguas residuales, vertiendo afluentes depurados que puedan ser asimilados de forma natural por los cauces receptores.

Tecnologías convencionales para la depuración.

Las instalaciones para el tratamiento de las aguas residuales urbanas constan de tres elementos principales:

  • Recogida y conducción de las aguas residuales hasta la estación de tratamiento.
  • Tratamiento propiamente dicho de las aguas residuales.
  • Evacuación de los productos resultantes del tratamiento: afluentes depurados y lodos.

La recogida y conducción de las aguas residuales desde donde se generan hasta la estación depuradora se realiza a través de una compleja red de tuberías. Dependiendo de la topografía las aguas discurrirán por gravedad o será necesario recurrir a su bombeo.

Habitualmente, los sistemas de recogida son unitarios, es decir, la red de saneamiento recoge tanto las aguas residuales como el agua de lluvia.

El tratamiento de las aguas residuales consta de un conjunto de procesos físicos, químicos y biológicos que persiguen eliminar la mayor cantidad posible de contaminantes antes de su vertido, de forma que los niveles de contaminación que queden en los afluentes tratados cumplan con los límites legales existentes y puedan ser asimilados de forma natural por los cauces receptores.
En las depuradoras convencionales de aguas residuales se distinguen 2 líneas de tratamiento:

  • Línea de agua: incluye los procesos o tratamiento que permiten reducir los contaminantes presentes en las aguas residuales.
  • Línea de lodos: en ella se trata la mayor parte de los subproductos que se originan en la línea de agua.

Tecnologías no convencionales para la depuración.

Las pequeñas aglomeraciones urbanas presentan una problemática específica que dificulta la provisión de los servicios de saneamiento y depuración.

Por lo que, a la hora de seleccionar soluciones para el tratamiento de las aguas residuales generadas en pequeños núcleos de población deben de darse prioridad a aquellas tecnologías que presenten un gasto energético mínimo, requieran un mantenimiento y explotación muy simples, garanticen un funcionamiento eficaz y estable frente a las grandes oscilaciones en el caudal y simplifiquen la gestión de los lodos generados en los procesos de depuración.

Las tecnologías de depuración de aguas residuales que reúnen estas características se conocen bajo el nombre genérico de “tecnologías no convencionales” (TNC). Este tipo de tecnologías requieren actuaciones de bajo impacto ambiental, logrando la reducción de la carga contaminante con costes de operación inferiores a los de los tratamientos convencionales y con unas necesidades de mantenimiento sin grandes dificultades técnicas, lo que permite su explotación por personal no especializado.

Los procesos que intervienen en las tecnologías no convencionales incluyen muchos de los que se utilizan en tratamientos convencionales, junto a procesos propios de los tratamientos naturales. Pero a diferencia de los tratamientos convencionales en la que los procesos trascurren de forma secuencial en tanques y reactores y a velocidades aceleradas, en las tecnologías no convencionales se opera a velocidad “natural” desarrollándose los procesos en un único reactor-sistema.

En resumen: En las tecnologías convencionales los procesos transcurren de forma secuencial en tanques y reactores y velocidades aceleradas gracias al aporte de energía y en las energías no convencionales se opera a velocidad natural desarrollándose los procesos en un único reactor-sistema. El ahorro en energía se compensa con una mayor necesidad de combustible.  

Bombas de Agua

Bombas de agua

Una bomba de agua es la máquina que transforma energía, aplicándola para mover el agua. Al ser alimentada una bomba las aspas giran creando una corriente de succión en la entrada, introduciendo el flujo en su interior y creando al mismo tiempo una impulsión al circuito hidráulico.

Cómo elegir la más adecuada

Las bombas deben seleccionarse según el concepto del trabajo a realizar, con base a:

  • Presión máxima del trabajo.
  • Rendimiento de la bomba.
  • Precisión y seguridad de la operación.
  • Fácil mantenimiento.
  • Máximo flujo.
  • Control requerido en la fase de arranque.

Las características mecánicas de las bombas son definidas por las condiciones de la operación, como presión, temperaturas, condiciones de succión y el material bombeado. Las características hidráulicas son inherentes a cada tipo de bomba y están influidos por la densidad, viscosidad, tipo de accionamiento y tipo de control.

Tipos de bombas

Según el principio de funcionamiento:

  • Bombas de desplazamiento positivo o volumétricas, en las que el principio de funcionamiento está basado en la hidrostática, de modo que el aumento de presión se realiza por el empuje de las paredes de las cámaras que varían su volumen. En este tipo de bombas, en cada ciclo el órgano propulsor genera de manera positiva un volumen dado o cilindrada, por lo que también se denominan bombas volumétricas. En caso de poder variar el volumen máximo de cilindrada se habla de bombas de volumen variable. Si ese volumen no se pude variar, entonces se dice que esa bomba es de volumen fijo.
  • Bombas rotodinámicas, en las que el principio de funcionamiento está basado en el intercambio de cantidad de movimiento entre la máquina y el fluido, aplicando la hidrodinámica. En este tipo de bombas hay uno o varios rodetes que giran generando un campo de presiones en el fluido. En este tipo de máquinas el flujo del fluido es continuo.

Según el tipo de accionamiento:

  • Electrobombas. Genéricamente, son aquellas accionadas por un motor eléctrico, para distinguirlas de las motobombas, habitualmente accionadas por motores de explosión.
  • Bombas neumáticas que son las bombas de desplazamiento positivo en las que la energía de entrada es neumática, normalmente a partir de aire comprimido.
  • Bombas de accionamiento hidráulico, como la bomba de ariete o la noria.
  • Bombas manuales. Un tipo de bomba manual es la bomba de balancín.

En la actualidad casi todos los sondeos se equipan con bombas electrosumergidas. Tanto la bomba como el motor eléctrico están por debajo del nivel del agua, los motores son especiales y pueden trabajar sumergidos. Estos equipos son resistentes, tienen pocas averías y su rendimiento es alto.

Mantenimiento de la bomba.

Un sistema de bombeo no se mantiene solo y la frecuencia de mantenimiento no es la misma para todas las bombas, sino que varias con las condiciones del servicio. Una bomba que maneje líquidos limpios, no corrosivos, requiere mucho menos mantenimiento que una bomba del mismo tamaño y tipo que tenga que manejar líquidos corrosivos o arenisca.

Una inspección periódica resulta económica en comparación con los apagados forzosos debido a daños o fallos de las diferentes partes de la bomba. Las inspecciones de la bomba debe hacerse bimestral o anualmente, según la clase de servicio; mientras más pesado sea el servicio más frecuente debe ser la inspección.

Algunas reglas y recomendaciones para el mantenimiento de las bombas.

Las siguientes reglas ayudaran al que el mantenimiento sea más económico y que la vida sea la mayor posible. Estas reglas estarán basadas en cuatro temas diferentes: selección, instalación, operación y mantenimiento:

  • Selección: indicar al proveedor la naturaleza exacta de los líquidos a manejar, especificar los caudales máximos y mínimos que pueden llegar a necesitarse y la capacidad normal del trabajo, proporcionar al proveedor un plano detallado del sistema de succión, indicar si el servicio es continuo o intermitente, indicar de qué tipo de energía se dispone para el accionamiento y especificar las limitaciones del espacio disponible.
  • Instalación: Las bases de las bombas deben de ser rígidas, debe cimentarse la placa de asiento de la bomba, comprobar el alineamiento entre la bomba y su sistema de accionamiento, las tuberías no deben ejercer esfuerzos sobre la bomba por lo que se deben usar tuberías de diámetro amplio especialmente en la succión, calcular válvulas de purga en los puntos elevados de la bomba y de las tuberías, instalar conexiones para altas temperaturas, disponer de un abastecimiento adecuando de agua fría e instalar medidores de flujo y manómetros adecuados.
  • Operación: No debe mermarse nunca la succión de la bomba para disminuir el gasto, la bomba no debe trabajar en seco, no debe trabajar con caudales excesivamente pequeños, efectuar observaciones frecuentes, no debe pretenderse impedir totalmente el goteo de las cajas de empaque, no debe usarse agua demasiado fría en los rodamientos enfriados por agua y no debe utilizarse demasiado lubricante en los rodamientos.
  • Mantenimiento y reparación: No debe desmontarse la bomba totalmente para su reparación, tener mucho cuidado en su desmontaje, es necesario un cuidado especial al examinar y reacondicionar los ajustes, limpiar completamente los conductos del agua de la carcasa y repintarlos, al iniciar una revisión total deben tenerse disponibles juntas nuevas, estudiar la erosión la corrosión y los efectos de cavitación en los impulsores, verificar la concentricidad de los nuevos anillos de desgaste antes de montarlos en los impulsores, revisar todas las partes montadas en el rotor y llevar un registro completo de las inspecciones y reparaciones.

Impuesto sobre Gases Fluorados

La Ley 16/2013, de 29 de octubre, por la que se establecen determinadas medidas en materia de fiscalidad medioambiental y se adoptan otras medidas tributarias y financieras, publicada en el Boletín Oficial del Estado el día 30 de octubre, determina en su Artículo 5 el impuesto sobre los gases fluorados de efecto invernadero, que entró en vigor el día 1 de enero de 2014.Naturaleza.

El Impuesto sobre los Gases Fluorados de Efecto Invernadero es un tributo de naturaleza indirecta que recae sobre el consumo de aquellos productos comprendidos en el ámbito objetivo y grava, en fase única, el consumo de estos productos atendiendo al potencial de calentamiento atmosférico (PCA), siempre que éste sea superior a 150.

Se consideran gases fluorados de efecto invernadero: los hidrofluorocarburos (HFC), perfluorocarburos (PFC), y el hexafluoruro de azufre (SF6).

Por lo tanto para las mezclas, deberá calcularse su PCA según su composición de HFC, PFC y SF6, ya que si disponen en su composición de otros tipos de gases distintos a los anteriores, no se le aplicara el impuesto a esa parte.

Hecho imponible y excepciones

Destacar que este impuesto gravará las emisiones de gases fluorados a la atmósfera, no la compra del gas.

Por ello, se establecen una serie de exenciones en su articulado 7, entre las que destacamos la d y f.

d) La primera venta o entrega efectuada a empresarios que destinen los gases fluorados de efecto invernadero a su incorporación por primera vez a equipos o aparatos nuevos.

f) La primera venta o entrega de los gases fluorados de efecto invernadero, importados o adquiridos en equipos o aparatos nuevos.

Así mismo, cabe destacar la exención en un 90 % la primera venta o entrega efectuada a empresarios y profesionales que destinen los gases fluorados de efecto invernadero con un PCA ≤ 3500 a su incorporación en sistemas fijos de extinción de incendios o se importen o adquieren en sistemas fijos de extinción de incendios.

Tipo impositivo

Tipo impositivo = 0.02 x PCA, siendo como máximo el tipo impositivo de 100 €/ kg.

Por lo que el precio de venta se calculara de la siguiente forma = (precio del gas + impuesto) x IVA

Deducciones y devoluciones

Del 85 % por haber entregado a los gestores de residuos reconocidos por la Administración competente, a efectos de destrucción, reciclado o regeneración.

Régimen transitorio

2014 Tipo impositivo = 0.33×0.02xPCA.

2015 Tipo impositivo = 0.66×0.02xPCA.

2016 Tipo impositivo = 0.02xPCA.

Obligaciones formales para los revendedores

1. Inscripción en el Registro Territorial (CAF)

¿Quién?

Fabricantes/ importadores/ revendedores, los beneficiarios de alguna exención o beneficiarios de tipos impositivos reducidos.

¿Cómo?

Deberán figurar de alta en el Censo de Empresarios, Profesionales y Retenedores en el epígrafe correspondiente a su actividad y presentar solicitud con sus datos (nombre, apellidos, razón social, domicilio fiscal, representante, lugar establecimiento, etc.) más la siguiente documentación:

  • Breve solicitud memoria descriptiva de la empresa.
  • Documentación acreditativa de su capacitación con relación a los productos objeto de este Impuesto, conforme a lo establecido en el Real Decreto 795/2010 y demás normativa sectorial que proceda.

La oficina gestora comprobará la documentación y procederá al registro, entregará una tarjeta, con un Código de Actividades de los Gases fluorados (CAF).

Se debe indicar el CAF en autoliquidaciones y declaraciones recapitulativas y en facturas. Durante el mes de enero de 2014 se debe presentar la solicitud para la obtención del CAF. Hasta el 1 de marzo de 2014, el comprador de los productos a los que se refiere este Impuesto que tenga derecho a gozar de una exención o una no sujeción, y no disponga de la tarjeta acreditativa de la inscripción en el registro territorial antes citado, deberá aportar al vendedor una declaración suscrita en la que se señale la exención o no sujeción a la que tiene derecho, indicando el apartado, numero y letra del articulo 5 de la Ley 16/2013, de 29 de octubre, que fundamente aquella.

¿Dónde?

La presentación de la solicitud se realizara en las Oficinas gestoras, unidad de la Agencia Estatal de Administración Tributaria, en la esfera territorial, competente en materia de gestión del Impuesto sobre los Gases Fluorados de Efecto Invernadero, en la Sección de Aduanas.

2. Registro de existencias

¿Quién?

Fabricantes, importadores, adquirentes intracomunitarios, revendedores, gestores de residuos, beneficiarios de las exenciones y de los tipos impositivos reducidos. Salvo las beneficiarias de las exenciones de primera venta de o en- trega de los gases fluorados de efecto invernadero, impor- tados o adquiridos en equipos o aparatos nuevos, (Letra f. apartado siete Articulo 5 Ley 16/2013) y la primera venta o entrega de los gases fluorados de efecto invernadero

importados adquiridos e medicamentos que se presenten como aerosoles dosificadores por inhalación. (Letra g. apartado siete Articulo 5 Ley 16/2013).

¿Qué contiene?

Los asientos en el registro de existencias deberán efectuarse diferenciando los diversos productos, con expresión de las cantidades en kilogramos, los epígrafes, la calificación de sujeción, exención o no sujeción y el origen y destino de los mismos.

El registro se realizará mediante un sistema contable en soporte informático, que deberá ser autorizado por la oficina gestora, a petición del interesado este sistema contable puede ser mediante libros foliados en papel, en este caso, se debe presentar la solicitud a la oficina gestora, que debe habilitar los mismo con carácter previo a la realización de cualquier apunte.

Se efectuarán un recuento de las mismas el último día de cada cuatrimestre natural y, en su caso, regularizarán los saldos contables de las respectivas cuentas. Las diferencias que, en su caso, resulten de los referidos recuentos, se regularizarán en el periodo de liquidación correspondiente a la fecha en que el recuento se haya realizado.

La falta de registros se entiende como falta de movimientos (por lo que no puede haber facturas de compras de gas en esa fecha ni facturas de trabajos realizados en las que sea necesario la venta de gas).

Plazos

Se deberá comunicar a las oficinas gestoras con anterioridad al 31 de marzo de 2014 la cantidad, expresada en kilogramos, y el epígrafe que corresponda, de acuerdo con el apartado once del articulo 5 de la Ley 16/2013, de 29 de octubre, de los gases fluorados almacenados a fecha 1 de enero de 2014.

3. Declaración recapitulativa

¿Quién?

Fabricantes, importadores, adquirentes intracomunitarios, revendedores y gestores de Residuos.

¿Cuándo?

Anualmente, durante los 30 primeros días del mes de enero con relación a las operaciones del año anterior (la 1ª declaración tendrá que ser en 2015 con datos de 2014).

Datos:

  • Identificación declarante.
  • Identificación de las personas y entidades.
  • Cantidades en kg., agrupadas por operador y epígrafe.

* Modelo y procedimiento serán definidos por el Ministerio de Hacienda.

4. Autoliquidaciones

Cuatrimestrales (* El Ministerio de Hacienda y Administraciones Publicas determinará lugar, forma, plazos e impresos).

FACTURAS

  • Los consumidores finales están obligados a indicar en las facturas:
    • Kg del gas fluorado.
    • Epígrafe del gas fluorado.
    • Importe del impuesto pagado.
  • Los revendedores, y por tanto contribuyentes, deberán repercutir el impuesto en la factura, separadamente del resto de conceptos comprendidos en ella. En caso de realizar operaciones no sujetas o exentas, se deberá indicar en la factura el artículo y/o letra en que se basa la exención.

En el caso de realizar una venta exenta, se debe solicitar además de la presentación o exhibición del CAF la siguiente documentación:

  • Exención por reventa (Art. 11): declaración por escrito en la que conste el destino de los gases adquiridos.
  • Exención por incorporación por primera vez a aparatos o equipos nuevos (Art.14): declaración por escrito en la que conste el destino de los gases adquiridos. En los demás casos, el carácter de equipo o aparato nuevo se acreditara, conforme a la legislación sectorial, con el certificado de instalación o, en su defecto, de acuerdo con la factura, contrato, nota de pedido u otro documento acreditativo de la adquisición de los mismos.
  • Exención por primera venta de equipos nuevos (Art.16): El carácter de equipo o aparato nuevo se acreditara, conforme a la legislación sectorial, con el certificado de instalación o, en su defecto, de acuerdo con la factura, contrato, nota de pedido u otro documento acreditativo de la adquisición de los mismos.

Los adquirentes de los gases fluorados que resulten exentos deberán conservar, durante el plazo de prescripción, junto con las facturas justificativas de la venta o entrega, toda la documentación acreditativa de la exención de la que se hayan beneficiado.

La aplicación de las exenciones queda condicionada a que el destino de los gases fluorados adquiridos sea efectivamente el consignado en la declaración suscrita por el adquirente.

Cómo deducir por entrega de gases para la destrucción, reciclado o regeneración.

Contribuyentes.

  • Acreditar haber entregado el gas fluorado a gestor de residuos para su destrucción, reciclado o regeneración mediante el certificado y el documento de control y seguimiento firmados por el gestor de residuos, conforme a lo establecido en la normativa sectorial, o mediante cualquier otro medio de prueba admisible en derecho.
  • Aporte factura.

Consumidores.

  • Acreditar haber entregado los gases fluorados de efecto invernadero a los gestores de residuos reconocidos por la Administración competente para su destrucción, reciclado o regeneración, mediante el certificado y el documento de control y seguimiento firmados por el gestor de residuos, conforme a lo establecido en la normativa sectorial, o mediante cualquier otro medio de prueba admisible en derecho.
  • Aporte factura.

Guía de Accesibilidad en Baños

En estas estancias hemos de valorar su acceso, la movilidad en el interior y la correcta disposición de los elementos de mobiliario.

Es demasiado frecuente la presencia de tres aseos: uno para cada sexo y otro para usuarios con discapacidad. Siempre que sea posible se desaconseja esta solución, siendo preferible el incluir dentro de los aseos de cada sexo una cabina adaptada.

En los vestuarios si puede ser recomendable la existencia de un vestuario aparte, fuera de los destinados a ambos sexos, para usuarios con discapacidad: muchas personas con discapacidad pueden utilizar un aseo de forma autónoma, pero actividades como cambiarse de ropa o ducharse pueden ser demasiado complejas y se hace necesaria la figura del cuidador, el cual no tiene por que ser del mismo sexo (muy frecuentemente se trata del cónyuge). Si se trata de vestuarios colectivos sin diferencia de sexos, entonces las cabinas adaptadas se integrarán dentro de él.

Accesos, señalización y circulaciones interiores

A ambos lados de la puerta de acceso habrá un espacio libre de como mínimo 120cm de diámetro para poder maniobrar y abrir la puerta. Se recomienda que la puerta abra hacia fuera, o mejor aun que sea corredera.

El herraje de apertura de las puertas será de fácil manejo, accionable mediante palanca o por presión (nunca mediante giro de muñeca), y tendrán algún sistema de cancela que informe desde el exterior si el baño está libre u ocupado.

Dentro se tiene que poder inscribir un círculo de diámetro 150cm, libre de obstáculos por lo menos hasta una altura de 70cm, y que no esté invadida por el barrido de las puertas. Las cabinas tendrán una dimensión mínima de 140x150cm, con una puerta de ancho 80cm que abra hacia el exterior.

Las puertas de las cabinas cumplirán las mismas condiciones que las de entrada. Estas puertas pueden no llegar hasta el suelo, dejando un hueco que sirva para detectar si la cabina está ocupada. Si este hueco es de altura igual o mayor de 30cm, servirá asimismo para que los usuarios de silla de ruedas tengan mejor maniobrabilidad, ya que sus pies podrán pasar por debajo de la puerta al girar o desplazarse.

El aseo que sea accesible estará señalizado exteriormente con el símbolo internacional de accesibilidad. Los aseos se señalizarán con pictogramas normalizados representando al varón y a la mujer, y con señalización en relieve. Esta señalización en relieve debe estar al lado del picaporte o sobre la propia manilla.

Duchas

La ducha debe estar enrasada con el suelo, sin que existan escalones para acceder a ella; si es posible, se sustituirá el plato de ducha por una leve inclinación del pavimento hacia el desagüe.
Debe estar dotada con un asiento abatible dentro a una altura de 43-45cm; la profundidad de este asiento será suficiente como para permitir la limpieza de la espalda. Al lado de este asiento habrá espacio suficiente para colocar una silla de ruedas y realizar la transferencia del usuario (mínimo 70x120cm). Los mandos y la propia ducha han de estar a una altura accesible desde el asiento, y también serán accesibles desde el exterior.

Las dimensiones de la ducha será de 135x135cm. En aquellos casos en los que la persona necesita la ayuda de un cuidador, las dimensiones se aumentarán hasta los 235x235cm. La pendiente hacia el desagüe será inferior al 2%. Los orificios del desagüe no deben ser superiores a 3cm.

En las duchas se instalará una barra de soporte vertical en la que se puede colocar el teleducha, a una altura no mayor de 140cm, y una barra horizontal a unos 75cm de altura para ayudar en las incorporaciones. Del eje del asiento de la ducha a la barra, habrá una distancia comprendida entre 35 y 40cm.

En el lado de acceso de la ducha no debe haber elementos fijos, como mamparas. Deben emplearse cierres del tipo de cortinas o mamparas plegables

Las duchas adaptadas no son elementos que tengan que ser ocultados, o que necesiten de una mayor privacidad que una ducha normal. Por ello, en el caso de las duchas colectivas, puede reservarse una zona, preferiblemente uno de los extremos, para instalar allí las barras y otras ayudas técnicas necesarias, en vez de ubicar la ducha adaptada en una cabina independiente.

Bañeras

Se desaconseja el uso de bañeras, por la dificultad para acceder a ellas. Si se instalan será necesario colocar asientos de transferencia o grúas. El fondo de la bañera será antideslizante, y estará a la misma cota que el suelo del baño para evitar caídas al salir de ella.

La grifería estará situada en el centro de la bañera, no en los extremos, a una altura entre 70 y 120cm.

Se instalará una barra de soporte vertical en la que se puede colocar el teleducha, a una altura no mayor de 140cm, y una barra horizontal a unos 75cm de altura para ayudar en las incorporaciones.

El fondo de la bañera será antideslizante, siendo preferible el uso de tratamientos antideslizantes a la utilización de alfombrillas, las cuales no suelen ser del todo eficientes.

No se deben instalar mamparas fijas en la bañera, ya que dificultan la entrada y salida. Si se instalan mamparas deben ser lo suficientemente resistentes como para aguantar el peso del usuario en caso de caída o de que se apoye en ella.

Las mamparas correderas tendrán sus guías enrasadas con el borde de la bañera, para evitar los roces con la guía al entrar o salir.

Pavimentos

El pavimento será especialmente antideslizante, tanto en seco como mojado. Su acabado será mate, o no provocará reflejos. Su color contrastará con el de las paredes.

Inodoros y lavabos

Al lado del inodoro se reservará una zona de aproximadamente 90×90 para permitir la transferencia. Siempre hay que tener en cuenta que en muchos casos estos movimientos serán realizados por un ayudante, que necesita espacio para poder moverse y atender a la persona con discapacidad.

El asiento del inodoro estará a una altura entre 43-45cm, para facilitar la transferencia desde la silla de ruedas.

En la medida de lo posible se debe facilitar que las transferencias puedan hacerse desde los dos lados del sanitario, dejando 90cm a ambos lados del inodoro y con una profundidad libre de obstáculos desde el borde del inodoro hasta la pared trasera de por lo menos 75cm, para facilitar la maniobra de transferencia.

A ambos lados se colocarán barras. La que esté en el lado en el que se realiza la transferencia ha de ser abatible, la otra puede ser fija. Muchas de estas barras hacen a su vez de accesorios de baño: portarrollos, toallero,… Se colocarán aproximadamente a unos 35cm del eje del inodoro, y a una altura de unos 70-75cm desde el suelo.

El inodoro permitirá el acercamiento del usuario en silla de ruedas, para ello habrá una altura libre de por lo menos 70cm debajo de él. Hay que tener cuidado con que las piernas de la persona no puedan entrar en contacto con tuberías de agua caliente.

Los inodoros suspendidos presentan varias ventajas:

  • pueden colocarse a la altura que se desee
  • permiten una mejor aproximación y maniobra por parte de los usuarios de silla de ruedas, al quedar libre el espacio inferior.
  • permiten una mejor limpieza del aseo y del propio inodoro

En los inodoros con sistema de cisterna baja, hay que comprobar que su ancho no impide la colocación de las barras laterales. La cisterna baja no permite que el usuario pueda apoyar la cabeza contra la pared, existen sistemas de barras de apoyo que incluyen respaldo y apoyacabezas.

Los inodoros suspendidos suelen llevar la cisterna empotrada en la pared detrás del inodoro, y en varios modelos en esta zona no puede atornillarse ni fijarse ningún elemento ya que la distancia entre la cisterna y el inodoro está determinada y tan sólo cabe una capa de mortero y una plaqueta. Hay que comprobar que su colocación no impida el anclaje de las barras de apoyo a la distancia correcta.

Los lavabos suspendidos presentan ventajas similares, pero habrá que tener cuidado a la hora de escoger las escuadras que lo soportan, que no han de interferir en las maniobras ni presentar esquinas puntiagudas. El lavabo de un baño accesible no debe llevar pedestal.

Es conveniente que se pueda regular la altura e inclinación del lavabo e inodoro; existen sistemas para regular su altura de manera mecánica, eléctrica o mediante sensores de infrarrojos.

Los espejos serán regulables en ángulo o tendrán una inclinación de unos 10º, para permitir la visión a las personas usuarias de sillas de ruedas.

Es recomendable situar, al lado del inodoro, algún sistema de aviso o alarma que pueda ser accionado fácilmente por el usuario. Dentro de las soluciones domóticas disponemos de sensores de caída, que detectan si el usuario ha sufrido algún percance y ha caído al suelo.

En el caso de los urinarios suspendidos, al menos uno de ellos estará a una altura inferior para que pueda ser usado por niños y personas de talla baja. Uno de los urinarios contará con una barra anclada a la pared.

En los aseos públicos divididos en cabinas, es preferible que la cabina accesible disponga de un lavabo en su interior.

Espejos

Los espejos estarán situados a una altura aproximada de 80cm, para permitir el alcance visual de los usuarios con silla de ruedas. La opción ideal sería dotar el aseo de espejos regulables en inclinación.

Grifería y mecanismos eléctricos

La grifería será  monomando o similar, para permitir el manejo de los usuarios con poca capacidad de agarre. Se buscará diseños con el mando suficientemente largo, o se recurrirá a un alargador del monomando. Si es posible se recurrirá a grifos automáticos, activados por sensores de presencia.

Los interruptores serán de tipo y estarán colocados a una altura entre 80 y 100cm desde el suelo.

Barras de apoyo

Las barras de apoyo tendrán anclajes firmes. Su diseño será redondeado, sin aristas, con tubo de diámetro de 32-40mm. Las que se colocan a los lados del inodoro se situarán a unos 35-40cm del eje del mismo.

Las barras angulares, o las que combinan un tramo horizontal con otro inclinado a 45º, sirven para ayudar al usuario en el momento de sentarse e incorporarse.

Las barras horizontales son más usadas por los usuarios de silla de ruedas para hacer la transferencia al inodoro, al tener los músculos abdominales menos desarrollados o no poder ejercer tanta fuerza como aquellos que caminan. Se usan paran las transferencias y para los desplazamientos horizontales, aunque también para levantarse y sentarse. Su altura de colocación es a unos 70-75cm del suelo y a unos 28cm sobre el inodoro.

Las barras verticales son usadas por las personas que aun caminan, y su función es la de complementar a las barras horizontales y angulares. Con frecuencia, sobre todo en las duchas, se usa como elemento de fijación del teladucha. Se usan para levantarse y girar. Cuando sirven de apoyo a un elemento se colocan unos 30cm por delante de su borde; se colocan desde los 75cm hasta los 145cm medidos desde el suelo.

Las barras abatibles son de gran utilidad para los usuarios de silla de ruedas, ya que pueden levantarse al hacer la transferencia y luego volverlas a bajar para servir de sujeción lateral. Hay que asegurarse de que su diseño impida que la barra pueda bajarse accidentalmente durante la transferencia, o que posea algún sistema de bloqueo pero que este bloqueo no tenga que ser liberado para poder bajar la barra, ya que esta acción resulta complicada para el usuario que está sentado.

Las barras dispondrán de un revestimiento o de un acabado antideslizante. Las barras metálicas deben conectarse a la red de toma de tierra del edificio.

Las fijaciones de las barras deberán soportar un esfuerzo de 150kg en su posición y dirección más desfavorable. Aquellas barras de longitud mayor de 80cm deberán llevar un anclaje intermedio

Mobiliario de vestuarios

Los recorridos de acercamiento al mobiliario tendrán un ancho libre mínimo de 90cm, con espacios de 120cm de diámetro mínimo (recomendable 150cm) para poder efectuar giros y cambios de sentido. Estas zonas de maniobra podemos ubicarlas de manera que se utilicen para realizar la transferencia desde la silla de ruedas al banco o asiento.

Bancos
La altura del asiento o banco será de 43-45cm, con una profundidad de asiento de 40-50cm. En el caso de bancos poco profundos, podemos recurrir a separarlos un poco de la pared, ganando unos centímetros de profundidad. Si es posible, el soporte de los bancos será mediante cartelas y no mediante patas.

Colgadores, accesorios e interruptores
Los colgadores y percheros se colocarán a una altura no mayor de 140cm, quedando accesibles a niños, adultos y a todo tipo de usuarios.

Todos los accesorios (secamanos, dispensadores,..) e interruptores, estarán situados a una altura menor de 1400cm, y serán de fácil manejo, mediante pulsadores grandes o que funcionen automáticamente mediante sensores de presencia.

Rehabilitación Energética

El 27 de junio se publicó en el BOE la Ley 8/2013 de rehabilitación, regeneración y renovación urbanas. La intención, en el momento en que la crisis parece haber tocado fondo, puede ser trascendental: facilitar la rehabilitación y regeneración de barrios y la eficiencia energética del parque edificado como instrumento de recuperación económica y creación de empleo. 

La Ley parte del reconocimiento de la gran distancia que nos separa de Europa en eficiencia energética y del bajo porcentaje que la rehabilitación representa en la actividad del sector de la construcción. Su contenido es muy relevante en lo que se refiere al uso racional de la energía, introduciendo nuevos conceptos como los de la rehabilitación y autosuficiencia  energética de barrios o sistemas centralizados de calefacción y refrigeración.

La Ley 8/2013 mejora los RD 233/2013 y 235/2013 en lo que se refiere a la certificación energética de edificios. Ahora se considerará como parte del Informe de Evaluación de Edificios y de ella procederá la ejecución de las recomendaciones de mejora. Su incumplimiento tendrá la consideración de infracción urbanística y cualquier falseamiento en sus datos se someterá a un régimen de infracciones y sanciones que irán desde los 300 a los 6.000 euros. Todos estos aspectos serán desarrollados y aplicados por las administraciones autonómicas y municipales.

Entre los fines que se establecen en su artículo tercero para las políticas públicas destinadas al medio urbano está “priorizar las energías renovables frente a los combustibles fósiles y combatir la pobreza energética con medidas a favor de la eficiencia y ahorro energético”. Los objetivos de eficiencia energética se enmarcan en laDirectiva 2010/31/UE de eficiencia energética de edificios y la 2012/27/UE de eficiencia energética que establece en su artículo cuatro la aplicación para 2014 de una estrategia nacional de renovación de todo el parque de edificios.

Se facilita la rehabilitación energética para espacios que consigan reducir el 30% de la demanda energética de calefacción y refrigeración a través de actuaciones en la envolvente del edificio, instalaciones centralizadas e integración de renovables que sustituyan el uso de fuentes no renovables en un 30%. Estas actuaciones requerirán un informe de viabilidad económica en el que participarán las empresas de servicios energéticos a través de los contratos de rendimiento energético y de financiación por terceros.

Contradicciones del Gobierno

El apoyo al ahorro de energía e integración de renovables en la renovación urbana que ha propuesto el Ministerio de Fomento se contradice con la reforma eléctrica aprobada por el Ministerio de Industria que, a través de los peajes que suben el término de potencia hasta 10 kW en un 62% y rebajan el de consumo de energía en un 22% y el peaje de un 27% que se impone al autoconsumo, han desincentivado  por completo la eficiencia energética y el autoconsumo que no van a ser viables. Tampoco las citas a las directivas europeas en el preámbulo de la ley se corresponden con el articulado, pues no existe ninguna disposición que transponga las normas europeas.

Y esta es la clave, porque las normas europeas establecen planes concretos para 2014 de eficiencia energética, rehabilitación de edificios, edificios de consumo de energía casi nulo,  eficiencia de edificios públicos, financiación y ahorro en la facturación a los consumidores finales que no aparecen en esta ley que nace con buenas intenciones pero sin planes concretos que movilicen la inversión necesaria para su desarrollo. Esto va a ser más significativo a partir de 2014 porque la financiación de la eficiencia energética es una de las prioridades en los presupuestos de la Unión Europea para el periodo 2014-2020 y a lo que se va a destinar obligatoriamente el 20% de los fondos FEDER que gestionan las Comunidades Autónomas y los Ayuntamientos.

Válvulas de Equilibrado

Equilibrado hidráulico en instalaciones sanitarias

El objetivo del equilibrado es crear la pérdida de carga adecuada en cada circuito de manera que todas las unidades terminales puedan recibir el caudal de diseño cuando lo necesiten. Las válvulas de equilibrado limitan el caudal en los circuitos más favorecidos y aseguran la disponibilidad instantánea de los caudales de diseño, en los circuitos desfavorecidos.

Como regla general, en un sistema de tuberías, el agua tiende a desplazarse en la direcciónque encuentra menos resistencia. En la práctica, esto significa que el flujo circulará por las zonas más cercanas a la bomba y que los usuarios más alejados o críticos, tendrán un mal suministrado de caudal. Con lo cual, tendrán un nivel de confort térmico insatisfactorio.

Habitualmente, una planta mal equilibrada se compensa aumentando el tamaño de la bomba o aumentando la temperatura de la caldera.

  • Aumentar el tamaño de la bomba para forzar el flujo a velocidades suficientes para usuarios críticos. En los sistemas bitubo, donde la bomba ha compensado un equilibriohidráulico defectuoso, es posible que se pueda reducir la cantidad de agua en circulación un 50%. Con sólo la mitad del flujo, la resistencia de la tubería se reduce por un factor de 2, la energía necesaria de la bomba se reduce a 25%.
  • Aumentar la temperatura de suministro (instalación de calefacción) y por lo tanto la temperatura del agua para todos los usuarios. Con el aumento de temperatura, la pérdida de calor se incrementará considerablemente. En base a nuestra experiencia, los costos de calefacción de un sistema desequilibrado se pueden reducir en un 15% o más, después de un equilibrado adecuado.

La velocidad del flujo entre dos puntos (suministro y lado de retorno) se determina por la presión diferencial entre ellos y la resistencia del agua al recorrer las tuberías y los componentes del sistema. Si consideramos, como en el ejemplo, que los ramales son idénticos (misma resistencia de las tuberías y componentes del sistema), se necesita establecer la misma presión diferencial a través de los ramales para asegurar el caudal correcto en todos ellos.

Este es el trabajo de una válvula de equilibrado. Las a menudo referidas como válvulas “críticas” o “índice”, se colocan en la unidad o circuito que tiene la mayor resistencia a vencer. Esto será a menudo la válvula más alejada de la bomba. Con válvulas de equilibrado instaladas y ajustadas correctamente, el caudal correcto según los cálculos del ingeniero de diseño, llega a todos los terminales del sistema, garantizando así el confort térmico adecuado para todos los usuarios en todas las condiciones.

Beneficios de un sistema equilibrado

Un buen confort térmico, ya que todos los usuarios reciben la energía necesaria en todas las condiciones.

No hay un consumo innecesario de energía. Las bombas no están trabajando más de lo necesario y se reducen las pérdidas de calor del sistema de tuberías y de zonas no calentadas de la casa, como pueden ser sótanos, pasillos, escaleras, etc.

El ahorro energético viene de la combinación de varios efectos:

  • Al reducir la presión disponible en los circuitos más favorecidos, tenemos una regulación más precisa y un control de la temperatura más ajustado.
  • Al reducir la presión, también se reduce la velocidad del caudal de agua caliente, por lo tanto, las pérdidas de calor en la tubería.
  • Al aumentar la presión disponible en los circuitos más desfavorecidos, desaparece la demanda de una mayor temperatura en la salida de la caldera.

La mayoría de los problemas de ruidos en la instalación, se evitan en un sistema equilibrado. Los caudales muy altos cerca de la bomba, a menudo obligan a las válvulas termostáticas a trabajar con una abertura muy reducida. Provocando ruidos en la instalación por una caída brusca de la presión.

Un termostato de ambiente optimizado puede ayudar a reducir costos. La reducción de la temperatura media ambiental ahorra energía. Los propietarios de los edificios y administradores, siguiendo esta vía, pueden conseguir estos beneficios.

Cómo trabajan las válvulas de equilibrado

La manera de medir el caudal es la relación que existe entre el flujo a través de un orificio y la pérdida de presión a través de este orificio. La lógica básica en todas las válvulas de equilibrado está basada en la fórmula del caudal:

Q = Kv x √Δp

Q = Caudal
Kv = Coeficiente de la válvula
Δp = Presión diferencial

La función de la válvula de equilibrado es la de proporcionar una regulación del caudal, de manera que se corresponde con el caudal de diseño. Esto asegurará que todos los terminales tengan el caudal necesario de agua, en cualquier situación dada. Básicamente se necesita la capacidad de ajustar el caudal de la válvula, para ser capaz de determinar el caudal.

La ecuación del caudal, nos dice que el caudal se puede calcular si se conoce el área de paso (capacidad de la válvula con un ajuste determinado) y la caída de presión a través del paso por la misma. Cada tubo crea fricción en el líquido que pasa a través de él. Esto se transforma en pérdida de energía, y en pérdida de presión.

Por supuesto, la pérdida de presión en una tubería es muy pequeña, pero una reducción brusca en un tubo puede ser un fuerte “generador de pérdida de presión”. Por lo tanto, generalmente es suficiente medir la presión en los dos lados de un orificio para conocer el caudal que ha pasado a través de él. Esto es exactamente el principio de medición de flujo que se utiliza en las válvulas de equilibrado.

Paso variable

La válvula de regulación de paso variable es la “1ª generación” de válvulas de equilibrado y aún la más comúnmente utilizada.

Como puede verse en la figura, la diferencia de presión se mide a través del asiento. El asiento es el órgano que se debe establecer para modificar la configuración del Kv. Por lo tanto, el orificio entre las dos tomas de presión, es variable. La medición da la pérdida de presión real a través de la válvula. Sin embargo, hay que indicar la posición de ajuste de la válvula al medidor.

Para determinar el caudal a través de la válvula, el medidor de caudal mide el ΔP. En el volante de la válvula, una escal a indica el ajuste de la misma. Cada tamaño de válvula tiene una tabla que proporciona el valor Kv de la válvula según un ajuste dado. Estas tablas están normalmente integradas en el medidor de caudal, así que cuando el ajuste de la válvula se introduce en el medidor, el caudal se muestra directamente.

En la práctica se necesitan varias repeticiones en este proceso, para establecer un caudal determinado en la válvula. El ajuste se cambia girando el mando, para regular la posición del asiento y por lo tanto, el valor Kv también cambia.El nuevo ajuste se lee en el mando de la válvula, se introduce en el medidor de caudal, para calcular el nuevo caudal. Este procedimiento se repite hasta que el caudal que se muestra es aceptable. La inexactitud de estas válvulas varía desde +/- 5% (totalmente abierta) a +/- 15% (con el 25% abierta).

Una válvula de control de paso variable asegura una muy buena estimación de la caída de presión generada por la válvula, pero no del caudal.

Paso fijo

Con la inserción de la tobera Venturi, que es un tubo con una reducción, en la válvula de regulación, tenemos una válvula de paso fijo que incorpora muchas ventajas, una de ellas, la lectura directa del caudal. Mirando la ecuación del caudal, como con las válvulas de paso variable, la presión diferencial se mide con un medidor de caudal. Sin embargo, el valor Kv de la tobera Venturi, donde se mide la ΔP, es constante y no va a cambiar cuando se realiza el ajuste (la resistencia) de la válvula. El eje que proporciona la capacidad de regulación de la válvula, se coloca después de las tomas de medición y el ΔP solo afecta a parte de la ecuación de caudal, el valor Kv a través de las tomasde medición no se modifica.

En la práctica, esto significa, que el equilibradoen la válvula es muy rápido. El orificio de Venturi fijo, proporciona una señal 10 veces superior a lo normal de un orificio tradicional. La pérdida de carga que provoca la tobera es la misma que en el caso del paso variable. Cuando el medidor de caudal se conecta, se selecciona el valor Kv (sólo una vez) y el eje de regulación se ajusta hasta que el medidor muestra el caudal correcto. Esta manera de regular la válvula es muy fácil y precisa, siempre que la señal de medición tenga la fuerza suficiente.

El cartucho Venturi está dotado de un orificio en la zona de alta presión y otro orificio en la zona de baja presión. Estos orificios nos facilitan el diferencial de presión, transmitiéndolo a las tomas de presión donde conectamos el medidor.

Otra ventaja de este tipo de válvulas es el cierre y apertura mediante giro de 90º, sin perder la regulación. Tampoco necesita una distancia mínima de instalación antes o después de la válvula, pues las turbulencias provocadas por el cambio de dirección de la tubería, no afectan al flujo en la tobera Venturi.

Una válvula de control de paso fijo asegura una muy buena estimación del caudal, no de la pérdida de carga generada.

Valor Kv.

Recordando conceptos, en la medida que la válvula está destinada a entregar un cierto caudal y generar una determinada pérdida de carga, la selección de la válvula se realiza de acuerdo con su valor Kv. El Kv es la capacidad de flujo de la válvula. Se entiende como el caudal, en m3/h, que pasa a través de la válvula, generando una pérdida de carga entre la entrada y la salida, de 1 bar.

Para un caudal dado:

  • Un Kv alto, genera una pérdida de carga baja.
  • Un Kv bajo, genera una pérdida de carga alta

Equilibrado estático o dinámico

Una válvula estática se puede definir como una válvula cuyo valor de ajuste (valor Kv) no será modificado por los cambios en el circuito. Ya sea por el aumento del caudal de la bomba o porqué las válvulas termostáticas de una parte del edificio se cierren, el valor de ajuste no cambia.

Por otro lado, una válvula dinámica se puede definir como una válvula cuyo valor Kv es compensado por una membrana, para mantener el ajuste constante (caudal, presión diferencial o temperatura) y auto-adaptarse a las modificaciones del circuito.

Equilibrio estático

La válvula estática se recomienda principalmente para instalaciones de calefacción, bitubo y monotubo y con bombas de caudal constante.

Al modificar las pérdidas de carga de las válvulas, se modifica la presión de los diferentes ramales del circuito. Para una correcta regulación se pierde mucho tiempo. Si en algún momento de la vida de la instalación se modifica una válvula, toda la regulación inicial se pierde.

Equilibrado dinámico

Las válvulas dinámicas se dividen en dos principales familias; las válvulas de control del caudal y las válvulas de control de la presión diferencial. También se podría incluir la válvula de control termostático (adecuada para la aplicación en ACS).

Las características de las válvulas de equilibrado dinámico son:

  • Medición directa del flujo.
  • Equilibrado automático.
  • Una puesta en marcha simple.
  • Un perfecto control del flujo.
  • Fácil selección de las válvula.
  • Instalación flexible.
  • Se puede montar un actuador.

Para una correcta regulación, con este tipo de válvulas se recortan considerablemente los tiempos de puesta en servicio. Si en algún momento de la vida de la instalación se modifica una válvula, la instalación se autorregulará manteniendo valores preasignados.

Las válvulas de control del caudal (PICV) se adaptan particularmente bien en cualquier circuito donde se necesite un caudal constante; fan-coils y unidades de tratamiento de aire. Los actuadores en las válvulas de los terminales están controlados por BMS o por termostatos (ON/OFF o modulantes). Los actuadores incorporan un indicador de posición para identificar fácilmente el funcionamiento de la válvula. Las válvulas de control de la presión diferencial se adaptan particularmente bien en aplicaciones de calefacción en las columnas de los ramales. Su modo de funcionamiento es bastante similar a la válvula de control de caudal y su acción consiste en entregar una presión constante entre dos puntos.

El equilibrado dinámico es una adaptación automática a las modificaciones de utilización a nivel local, para mantener el caudal o la presión diferencial constante. Evita desde un sobrecaudal a una sobrepresión.

La válvula de control de presión diferencial (DPCV) asegura una regulación automática de la presión diferencial que pasa por un ramal. Se utiliza siempre que se necesita una presión diferencial constante para que el sistema trabaje de forma óptima.

La válvula de equilibrado termostático, es una válvula multifuncional de equilibrado térmico que tiene su utilización en instalaciones de ACS para garantizar en todos los retornos de la red de distribución, una temperatura previamente asignada. Suprime las sobrecargas de caudal y efectúa una mejora de caudal en las salidas desfavorecidas.

La válvula abre proporcionalmente cuando la temperatura de aguas arriba es inferior a la consignada y cierra al aumentar el consumo. La circulación del agua caliente se reduce o se corta, hasta que la temperatura del agua caliente desciende por debajo del valor ajustado. En ese punto, la válvula abre, permitiendo de nuevo la recirculación.

Las instalaciones de ACS en los edificios se diseñan para reducir al máximo el tiempo de espera hasta obtener agua caliente, una vez se ha abierto el grifo. Ahorrando agua y energía. La válvula mantiene una circulación de agua permanente y una temperatura mínima en todos los circuitos de la instalación de ACS y permite realizar la limpieza térmica contra la Legionella.

¿Dónde debe instalarse la válvula?

Es práctica habitual instalar las válvulas de equilibrado en los retornos, sobre todo si disponen de dispositivo de vaciado, para, de esta manera, poder vaciar o drenar el circuito.

Al colocarlas en el retorno, si hay cualquier interferencia entre el suministro y el retorno que modifica el caudal y no podemos ver, al colocar la válvula en el retorno, evitamos el problema.

También se recomienda montarlas en el sentido que la circulación del agua tienda a abrir la válvula. En estas condiciones la medida del caudal es más precisa y los ruidos de circulación resultan atenuados.

Climatización invisible. Forjados activos

Dada la importancia que hoy en día tiene la reducción de las necesidades de consumo de energía en los edificios, como parte de un consumo racional de los recursos energéticos, se hace fundamental plantearse incorporar a los mismos, sistemas de climatización que aporten un ahorro energético notable en comparación con los sistemas tradicionales, aumentando el nivel de confort para los usuarios, con similares costes de instalación y mantenimiento. Las soluciones de Climatización Invisible por suelo o techo radiante se posicionan como una magnifica opción al aportar numerosas e importantes ventajas a los diferentes profesionales del sector de la construcción, así como a los propietarios y usuarios de las edificaciones donde se decida incluirlas.

De forma resumida, estas soluciones se caracterizan por consumir una menor cantidad de energía durante su funcionamiento, ser compatibles con el uso de energías renovables, funcionar con total fiabilidad durante toda la vida útil del edificio, incorporan materiales que respetan en medio ambiente y crean ambientes más saludables.

La Climatización Invisible por suelo radiante, es una solución capaz de ahorrar entre un 30 – 90% de energía en comparación con los sistemas tradicionales, siendo compatibles con todo tipo de fuentes de energía, tanto convencionales, como renovables: energía solar térmica, geotermia, microgeneración o absorción. Permite generar espacios diáfanos y sin obstáculos por lo que se incrementa la superficie útil del edificio entre un 3% y un 5%, y al no estar a la vista, proporciona permite libertad total en el diseño de interiores.

Está solución está compuesta por circuitos de tuberías plásticas de polietileno reticulado evalpex, integradas bajo el suelo de la vivienda, a través de las cuales circula agua. Esta solución funciona durante todo el año, en modo calefacción en invierno con agua calentada en torno a 40ºC y en modo refrigeración en verano con agua enfriada a 16ºC aproximadamente, siendo capaz de generar y mantener una temperatura óptima de confort en el hogar con un menor consumode energía en comparación con los sistemas tradicionales.

Tal y como se recoge en la normativa vigente UNE-EN 1264, los circuitos de tubería que componen la instalación se colocan sobre una base de aislamiento de poliestirenoexpandido con recubrimiento impermeable, aportando a la vivienda el aislamiento térmico y acústico necesario para el cumplimiento del CTE. Sobre estos circuitos, se extiende una capa de mortero de cemento que absorbe el calor procedente del agua que circula por las tuberías en el modo de calefacción y que emite dicho calor al ambiente a través del pavimento (madera, gres, mármol, madera…) mediante radiación y en menor medida convección.

En el caso de funcionamiento en modo de refrigeración, el agua que circula por las tuberías absorbe el calor del ambiente para ser nuevamente enfriada y seguir circulando. Mediante los sistemas radiantes no se genera ningún tipo de estratificación, de este modo se logra climatizar alturas próximas a los 3 m.Además como la diferencia de temperaturas entre el interior del edificio está más próxima a la temperatura del exterior, las pérdidas de energía a través de los cerramientos, se reduce considerablemente, factor de gran importancia en el caso de edificios en los que su envolvente es acristalada.

Forjados activos

Haciendo uso de estos mismos modos de funcionamiento en Europa más de 1000 edificios representativos, se han construido con el sistema de Forjados activos (TABS). Este sistema aprovecha la inercia térmica del hormigón a través de la incorporación en la propia estructura del edificio de los circuitos de tuberías.

De este modo, los techos, suelos y las paredes contribuyen a refrigerar el ambiente de forma perceptible, además de servir de complemento a la calefacción básica del edificio.

El sistema por la noche, cuando el edificio está vacío y la energía es más barata, enfría el núcleo de hormigón del edificio a través de sistemas frigoríficos o de una fuente de refrigeración natural.

De día, cuando los usuarios de las instalaciones están en su interior y se encuentra el edificio a pleno rendimiento, la losa del techo, que estaba fría, acumula la carga térmica del interior o de la radiación solar, enfriándose de nuevo por la noche y repitiéndose el ciclo.

En ambos casos, se aprovecha el núcleo de hormigón de la masa del edificio para almacenar y liberar la carga térmica. El ahorro energético se consigue mediante una temperatura del agua de entre (18 – 28°C) cercana a la temperatura ambiente. Esto logra incrementar la eficiencia de la fuente de calor y permite el uso de fuentes de refrigeración renovables y naturales, según un principio de diseño de bajo consumo energético. El confort queda garantizado gracias a las temperaturas óptimas y uniformes proporci onadas por un sistema silencioso en el que no hay aire en circulación, por lo que se evita el polvo y las corrientes de aire, y se garantiza un ambiente interior más saludable.

Contar con estos sistemas de climatización en un edificio, requiere su consideración desde la etapa originaria del proyecto, recomendándose preferentemente en aquellos edificios que por su tipología tengan una ocupación temporal a lo largo del día y cuenten con más de una planta en altura, como es el caso de los edificios de oficinas, centros comerciales, universidades, etc.

Inicialmente se estimará la ocupación en función del horario y las cargas sensibles que se generarán por la actividad desarrollada en su interior, para posteriormente poder calcular el rendimiento de la instalación en función de factores como:

  • La geometría del edificio y su orientación.
  • La actividad a desarrollar.
  • La fuente de energía.
  • La posición de los circuitos dentro del propio forjado del edificio.
  • Dimensionamiento de los circuitos (diámetro y longitud de la tubería)
  • Hormigón seleccionado.
  • Pavimento final.
  • Consideración del diseño en función de la tipología del edificio.

Posteriormente el proceso de instalación es perfectamente compatible con los tiempos de ejecución de la obra, pudiendo realizarse mediante losas macizas de hormigón prefabricadas que incluyen los circuitos en su interior o en su caso, mediante circuitos premontados que se instalan previamente al vertido del hormigón. A continuación se realizan las pruebas de estanqueidad y mecánicas en los circuitos, según norma UNE-ENV 12108. Posteriormente cada circuito se conecta a un colector desde donde se regulará el caudal de agua necesario; este colector se alimentará a través de unas tuberías de distribución de agua, que transportarán el agua acondicionada a la temperatura necesaria (18– 28°C) desde la fuente de energía utilizada.

Uno de los casos típicos es utilizar como fuente de energía la geotermia con bomba de calor agua-agua, obteniéndose unos rendimientos excepcionales. La regulación y funcionamiento de la instalación podrá llevarse a cabo desde puestos centralizados, donde se controlan todos los parámetros a tener en cuenta, para un correcto funcionamiento de la instalación con rendimientos en torno a los 50W/m, como son temperatura exterior, temperatura interior, humedad relativa y temperatura superficial del pavimento.

Ventajas de los sistemas de Climatización Invisible.

  • El sistema más confortable: al no generar ningún tipo de ruido, proporcionar una temperatura uniforme y ser higiénico y saludable, es ideal para climatizar cualquier tipo de edificios.
  • Bajos costes de instalación, operativos y de mantenimiento.
  • Instalación rápida y mejor control de calidad gracias a su técnica de construcción prefabricada.
  • Perfecto para la integración de fuentes de energía renovables.
  • Ideal para los edificios sostenibles que incorporan un aislamiento eficaz y protección contra el sol.
  • Reducción de la altura del edificio y de los materiales necesarios, ya que no necesita falsos techos.
  • Sistema invisible que confiere la máxima libertad para el diseño arquitectónico y de interiores.
  • Control inteligente.

Conclusión

El sistema de forjados activos no es un sistema de aire acondicionado, ni sustituye al sistema obligatorio de ventilación, sino que reduce al mínimo el uso de las tecnologías convencionales. Cumple todos los certificados de construcción sostenible como LEED, BREEAM y DGNB y resulta igualmente rentable desde el punto de vista económico. El ahorro comienza en la fase de construcción y se mantiene a lo largo de toda la vida útil del edificio, con una reducción de los costes de inversión y explotación entre el 30% y el 50 %, gracias al empleo de unidades de refrigeración y calefacción más pequeñas, al igual que en el caso de los conductos de aire necesarios para conseguir los niveles de higiene exigidos.

Descalcificadores

Los descalcificadores son aparatos cuya función es realizar el tratamiento del agua para eliminar el contenido en sales minerales, la corrosión, la cal y el magnesio. Estas sustancias pueden ir acumulándose en las tuberías, sobre todo a las de agua caliente, llegando incluso a atascar las mismas y dañar los electrodomésticos. Además, el agua con alto contenido en cal y magnesio puede ser perjudicial para el consumo, así como en el cuidado del cabello y de la piel. Así, la descalcificación consiste, por tanto, en eliminar la dureza del agua.

Descalcificadores químicos

La descalcificación química es un proceso que se basa en el intercambio catiónico (los cationes son iones positivos, como el calcio y el magnesio). Estos serán sustituidos por iones de sodio que soltará la resina que se encuentra en el descalcificador.

De este modo, el aparato en sí está compuesto de una botella que almacena dicha resina, una válvula que regula el movimiento del agua y un depósito lleno de cloruro sódico.

Así, el agua pasará por la botella, y la resina ‘atrapará’ el magnesio y la cal, enviando el sodio al agua. Este es el proceso que se conoce como descalcificación, es decir, la ‘limpieza’ del agua. 

Después de esta fase comienza la denominada ‘regeneración’, en la que entre en juego el cloruro sódico (la sal). Esta última se emplea para realizar un intercambio iónico a la inversa. Esto significa que va a llegar un momento en el que la resina no va a soportar más cantidad de magnesio y calcio, por lo que el agua que pasa por el descalcificador terminará ‘arrastrándolo’. Para evitarlo, el cloruro sódico reemplazará los iones de magnesio y calcio por iones de sodio, ‘limpiando’ la resina para su correcta posterior descalcificación.

Descalcificadores mecánicos

El funcionamiento de este tipo se basa en filtrar el agua a partir de una membrana metálica que retiene todas las impurezas cuando el agua pasa a través de ella a partir de la aplicación de presión. Es lo que se conoce con el nombre de osmosis inversa.

El principal inconveniente de este tipo de descalcificadores es que es necesario limpiar con asiduidad los filtros, por lo que se emplean para usos más concretos, como para limpiar el agua para el consumo, y no para una vivienda entera.

Descalcificadores electrónicos

Estos aparatos se instalan en la red de agua y purifican la misma a partir de un sistema que crea un campo magnéticoque modifica el calcio retenido en el agua, evitando así que quede retenido en las tuberías y en electrodomésticos. El principio básico es cristalizar la cal que se encuentra en el agua, de manera que no se produce ningún cambio en la composición de la misma.

Entre las principales ventajas respecto a los anteriores, el descalcificador electrónico no precisa de tareas demantenimiento, recambio o limpieza.

Descalcificadores domésticos serie Compact 700

  • Eficiencia y ahorro. Tecnología avanzada con componentes de alta calidad que garantizan resultados fiables y duraderos.
  • Equipo descalcificador compacto. Ideal para viviendas unifamiliares de 1 a 5 personas.
  • Programador Serie Logix. Electrónico, permite automatizar el ciclo de regeneración con fáciles ajustes.
  • Control volumétrico. Anticipa la regeneración de manera automática en función del consumo diario mediante un contador integrado en la válvula, para economizar agua y sal regenerante.
  • Control cronométrico. Programación de la frecuencia de regeneración por tiempo.
  • Fácil instalación y mantenimiento.